Torta de queso, chocolate blanco y almendras

Esta  torta de queso de chocolate blanco y almendras  es el clásico cheescake pero con un toque de color y sabor acido de los frutos rojos. Además el agregado de las almendras le da un plus muy especial. Rinde 10 porciones y es muy fácil de hacer.

 

Receta para realizar la Torta de queso, chocolate blanco y almendras

Ingredientes para la base

  • 250 gramos de galletitas de almendras o amarettis
  • 90 gramos de manteca derretida

Ingredientes para el relleno

  • 1 kilo de queso crema blanco
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 4 huevos
  • 1 cucharada de licor de almendra
  • 350 gramos de chocolate cobertura blanco
  • 75 gramos de almendras picadas
  • 1 cucharadita de ralladura de cascara de limón

 

Ingredientes para el baño de frambuesa

  • 300 gramos de frambuesas frescas
  • 50 gramos de azúcar impalpable
  • Crema batida, opcional y en cantidad necesaria

Preparación

Pre calentar el horno a 150 grados centígrados

Untar con manteca un molde desmontable de 23 centímetros de diámetro.

Colocar en un bol las galletitas de almendra o amarettis ya trituradas con procesadora y la manteca derretida y mezclar hasta que quede una masa pareja. Forrar con la masa el fondo y las paredes del molde. Llevar a la heladera mientras continuamos con el resto de la preparación.

Continuamos con el relleno

Colocar el queso crema y el azúcar en un bol con suficiente espacio y batir con batidora eléctrica a potencia mínima hasta que quede una crema suave. agregar los huevos, la esencia de vainilla y el licor de almendras. Unir bien

Derretir el chocolate blanco en una ollita pequeña a baño de María con agua hirviendo a fuego lento revolviendo con cuchara de madera. Cuando esté bien fundido dejar reposar hasta que esté a temperatura ambiente y luego incorporar a la mezcla de queso crema.

Incorporar a la preparación las almendras molidas y la ralladura de cascara de limón. Revolver para que todo quede bien mezclado.

Volcar el relleno en la base que se encuentra en la heladera.

Cocinar media hora hasta que el relleno se vea firme.

Apagar el horno y dejar dentro hasta que se enfríe unas dos horas.

Llevar a la heladera toda la noche.

 

Para el baño de frambuesas procesar las frutas con el azúcar impalpable en una procesadora durante unos segundos. Bañar la torta de queso blanco y almendras con la salsa obtenida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.