Tarta de queso y mandarina

tarta de queso

Una deliciosa tarta de queso y mandarina, para los fanáticos del tradicional cheescake, esta vez con el ácido sabor característico de los cítricos. En este caso una fruta de estación que aromatiza de forma muy característica y además marida muy bien con los quesos neutros. En blanco y naranja, un postre para saborear con todos los sentidos.

Te traigo una variación de una tarta de queso pero esta vez con gusto a naranja. Existen muchos tipos de tartas de queso… te voy a estar mostrando cómo hacer unas cuantas.

Receta para realizar la tarta de queso y mandarina   

Ingredientes para la tarta de queso

  • 4 huevos
  • 500 gr de queso crema común
  • 2 potes de yogur natural (sin azúcar)
  • 10 cucharadas de azúcar rubia
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 1 cucharada de ralladura de cáscara de mandarina o naranja

Ingredientes para la cubierta de mandarina

  • 1 sobre de gelatina sin sabor
  • Agua en cantidad necesaria
  • 200 gr de mermelada de mandarina o mandarina

 

Ingredientes para la decoración

  • Gajos de mandarina a gusto
  • Ralladura de cascara de mandarina en cantidad necesaria

 

Preparación

Colocar en un bol el queso crema, el contenido de los dos potes de yogur, el azúcar, la fécula de maíz y los huevos. Batir todo muy bien hasta que se forme una crema. A esta mezcla le agregamos la ralladura de naranja o mandarina y unimos bien todos los ingredientes.

Untar un molde con manteca o margarina y espolvorear con harina.

Volcar la preparación en el molde y llevar al horno previamente pre calentado a 180 grados centígrados. Calcular un tiempo de cocción estimado entre 45 minutos y una hora dependiendo del horno

Cuando esté la masa cocida (pinchar con un cuchillo para verificar si este sale limpio) apagar el horno, retirar el molde y dejar reposar hasta que tome temperatura ambiente.

Colocar el contenido del sobre de gelatina sin sabor en agua fría para que se hidrate

Colocar la mermelada de mandarina en una cacerolita con un vaso de agua natural y llevarlo a fuego lento hasta que hierva mientras revolvemos. Retirar y reservar.

Unir la gelatina y la mermelada y utilizar para cubrir la masa.

Llevar a la heladera y dejar enfriar toda la noche.

Decorar con los gajos y la ralladura de mandarina.

 

 

Tags: , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.