Salame de chocolate

salame de chocolate

El salame de chocolate es un postre muy popular en Italia, y un tanto más original en otras regiones del mundo.

El efecto que se logra con esta receta es increíble, porque a la vista no parece ser otra cosa más que un salame tradicional.

Receta para hacer salame de chocolate

Ingredientes

  • 200grs. de chocolate amargo
  • 100grs. de manteca
  • 2 yemas de huevo
  • 40grs. de galletitas de vainilla
  • 40grs. de almendras peladas, avellanas y piñones
  • Azúcar impalpable para espolvorear

Preparación

Para empezar, tenemos que picar el chocolate y colocarlo en una ollita, agregarle la manteca cortada en trozos y hacer un baño María.

Cuando logremos  una mezcla cremosa y suave, la retiramos del fuego para dejarla enfriar.

El próximo paso será añadirle las yemas y mezclar bien, para lograr una pasta uniforme que dejaremos a un lado mientras preparamos el resto de la receta.

Lo que haremos después será cortar las galletitas en trozos irregulares, y las incorporaremos a la mezcla de chocolate junto con los frutos secos enteros.

Este paso hará muy real el producto final, ya que estos trozos imitarán a la perfección los trocitos de grasa que tiene el salame.

Luego, debemos amasar todo hasta que quede una pasta que se pueda moldear fácilmente con las manos.

Y lo próximo será darle forma. La transformación está por suceder.

Colocar un rectángulo grande de papel de aluminio sobre la mesada y por encima colocarle papel film sobre el cual vamos a extender la mezcla y darle forma con la ayuda del papel.

Los extremos los tenemos que cerrar como si fuera un caramelo, y lo envolvemos en el papel aluminio que teníamos por debajo.

Una vez obtenida la forma, lo llevamos a la heladera como mínimo durante tres horas para que tome cuerpo.

Una vez frío, retiramos los papeles, y  hacemos girar el salame de chocolate sobre la mesada previamente espolvoreada con azúcar impalpable.

Quitar el exceso de azúcar con un pincel, y el efecto ya será un hecho.

 

Lo ideal es cortarlo y presentarlo sobre una tablita de madera para terminar de coronar el parecido.

A la hora del café, unas rodajas de este salame de chocolate van  a dejar boquiabiertos a los distraídos, o a quienes no conozcan esta versión dulce del salame. Pero esta vez un salame de chocolate.

¡Manos a la obra, y a disfrutar de los resultados!

 

 

 

 

 

 

Tags: , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.