Naranjas glaseadas

Naranjas glaseadas

Las naranjas glaseadas son perfectas para postres o para comer como snack, ya que una vez hechas, se pueden espolvorear con azúcar o bañar en chocolate.

Una receta para conservar todo el año!

Receta para hacer naranjas glaseadas

Ingredientes

  • 400grs. de cáscara de naranjas
  • 120ml. de jugo de naranja
  • 280ml. de agua
  • 400grs. de azúcar

Preparación

Para empezar, hay que tener en cuenta que las cáscaras que vamos a necesitar son las de 4 naranjas aproximadamente, dependiendo de su tamaño.

Como primer paso hay que cortarlas a la mitad y exprimirlas.
Guardamos el jugo y le sacamos a las cáscaras todo resto de pulpa.

A continuación, colocar las mitades en remojo en agua fría durante un día entero.

Lo recomendable es ponerles un peso para que no tiendan a flotar.

Pasadas las 24 horas, las cortamos en tiritas y las ponemos  a hervir.

Una vez que hayan hervido, hay que escurrirlas y pasarlas a un baño de agua con hielo; lo que permitirá conservar el color intenso de las cáscaras.

El mismo proceso de hervir y enfriar habrá que repetirlo 2 veces más.

Una vez finalizado,  poner las tiritas a escurrir en un colador y secarlas bien.

El próximo paso será poner el azúcar, el jugo y el agua en una cacerola  y calentar hasta que el termómetro alcance los 110º, lo que  llevará unos 6 minutos a fuego fuerte.

En ese momento, echar las cáscaras y, en cuanto rompa de nuevo el hervor, bajar el fuego y dejarlas  30 minutos más.

Retirar del fuego y dejar que enfríen durante 3 horas.

Pasado este tiempo, volver a poner al fuego y cuando rompa a hervir contamos de nuevo 30 minutos. Retiramos y dejamos enfriar otras 3horas.

Repetimos la operación una vez más, y ya el líquido habrá reducido casi en su totalidad.

Retirarlas de la cacerola con una  espumadera y   ponerlas a secar sobre una rejilla.

Tienen que estar al aire libre  2 ó 3 días, o 4 horas en el horno a 50ºC.

 

 

Luego de estos sencillos pero reiterativos pasos, las naranjas glaseadas estarán listas.

Tanto trabajo no será en vano, primero porque quedan muy sabrosas, y segundo, porque se pueden conservar  durante meses en un recipiente hermético, por lo que el trabajo de hoy, tendrá sus frutos todo el año!
Es bueno dedicarle tiempo a la cocina, porque es como dedicárselo a nuestros seres queridos, que disfrutarán del más rico sabor que siempre viene de la mano con lo artesanal y casero.

Tags: , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.