Mousse de Vainilla

Mousse de Vainilla

A la hora del postre, la Mousse de Vainilla queda siempre bien. Un clásico que le gusta a todos!

Apto para acompañar con otros ingredientes que le aporte contraste de textura y gusto al paladar.

Receta Mousse de Vainilla

Ingredientes

  • 4 yemas
  • 150 gr. de azúcar
  • 4 claras
  • 100 gr. de azúcar
  • 300 gr. de crema
  • 6 cucharadas de azúcar impalpable
  • 2 sobres de gelatina sin sabor
  • 125 cc. de agua
  • 1cucharadita de extracto de vainilla

Preparación Mousse de Vainilla

  1. Para empezar, hay que hacer un almíbar, éste cocinará el huevo. Poner 100 gr. de azúcar en una cacerola chica y agregarle apenas agua para cubrir el azúcar.
  2. Llevar a fuego fuerte hasta formar un almíbar a punto hilo, que se logra al llegar a los 120°, cuando  la superficie se llena de globitos y queda más espesa.
  3. Volcar el almíbar hirviendo en forma de hilo sobre las yemas, sin dejar de batir.
  4. Una vez incorporado el almíbar, continuar con el batido hasta que la preparación tome temperatura ambiente.
  5. Por otro lado, espolvorear la gelatina en media taza de agua y dejar que se hidrate durante 10 minutos aproximadamente.
  6. Una vez hidratada llevarla unos segundos al microondas a 60% de potencia o a un baño maría sin que llegue a hervir.
  7. Incorporar la gelatina disuelta a la preparación de las yemas.
  8. Batir la crema de leche con cuatro cucharadas de azúcar impalpable hasta lograr el punto chantillí.
  9. Incorporar la crema a la preparación anterior y agregar la esencia de vainilla.
  10. Por último, poner las claras con el resto del azúcar en una cacerola.
  11. Llevar al fuego revolviendo continuamente hasta que el azúcar esté disuelto y las claras estén calientes.
  12. Retirar del fuego y batir hasta que tome punto merengue.
  13. Incorporarlo a la crema con movimientos suaves y envolventes.
  14. Poner la mezcla en un molde previamente mojado y llevar a la heladera durante tres horas.
  15. Para desmoldar, pasar el molde rápidamente por agua caliente.

Así es  como se obtiene una espumosa mousse de vainilla, moldeada, que debe servirse bien fría y puede acompañarse con galletitas y decorar con crema chantillí.

 

Tags: ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.