Malvaviscos

Malvaviscos

Los malvaviscos son una golosina rica y fácil de hacer en casa. Últimamente no faltan en ninguna mesa dulce de los cumpleaños. Una moda creciente que va adquiriendo cada vez más fuerza.

Receta para hacer malvaviscos

Ingredientes

  • 300grs. de azúcar
  • 1 cucharada de glucosa
  • 200cc. de agua
  • 14grs. de gelatina sin sabor
  • Un chorrito de esencia de vainilla
  • Colorante vegetal en cantidad necesaria

Para el glaseado

  • 120grs. de azúcar impalpable
  • 80grs. de almidón de maíz

 

Preparación

En este caso, vamos  a preparar estos dulces con forma de pequeños cilindros, por lo que vamos a tener que alistar una placa recubierta con rocío vegetal y por encima papel manteca.

Luego será necesario espolvorear la superficie con la mezcla  de azúcar y almidón, y ya estaremos listos para empezar con la receta propiamente dicha.

Lo primero que vamos a hacer es  preparar un almíbar en frío, agregando en un recipiente el azúcar con 100cc. de agua, y la cucharada de glucosa.

Por otro lado, colocaremos en un recipiente la gelatina con los 100cc. de agua restantes y dejamos hidratar durante 10 minutos.
Una vez llegados a este punto, procederemos a cocinar el almíbar hasta que alcance  los 120º.

Luego fundimos la gelatina en microondas o a baño María y la batimos  hasta espumar e ir incorporándola en forma de hilo al almíbar caliente.

De a poco la preparación se irá tornando gomosa y brillosa, y en ese punto ya podremos incorporarle la esencia de vainilla  y el colorante.

Si se busca un surtido de colores, lógicamente tenemos que dividir el merengue y darle  a cada porción una tonalidad diferente, sino, hasta se pueden dejar completamente blancos.

A continuación sólo resta proceder al moldeado.

Para la  presentación que elegimos, tenemos que pasar la mezcla a una manga sin pico o con una boquilla grande y redonda, y luego procederemos a realizar una tira sin fin sobre la placa.

Dejamos orear a temperatura ambiente durante 12 horas y espolvoreamos por encima con la mezcla de glaseado para que se absorba la humedad superficial.

Una vez llegados a este punto, restará simplemente cortar con tijera trocitos para darle forma a los cilindros.

Otra opción es hacerlos cuadrados, procediendo a poner la mezcla sobre una placa, repetir el proceso de secado, y cortar a cuchillo los cuadraditos del tamaño deseado.

 

Y si se prefiere experimentar, con la manga se llegan a lograr cientos de formas. ¡Manos a la obra y a disfrutar de estos malvaviscos hechos en casa!

 

Tags: , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.