Delicia de gelatina, durazno y fresas

delicia de gelatina

¡Qué manjar! Esta delicia de gelatina, durazno y fresas rinde 12 porciones y es un cúmulo de frescura. Genial para los días de mucho calor, un postre liviano y super fresco para el verano que bien se puede disfrutar todo el año.

Receta para realizar la delicia de gelatina, durazno y fresas

Ingredientes (Para 12 porciones)

  • 1 caja de gelatinas de fresas o de frutos rojos a elección que rinda para 8 porciones
  • 1 cucharada de gelatina sin sabor
  • Agua hirviendo (según lo que diga la receta)
  • 250 centímetros cúbicos de crema de leche
  • 2 cucharadas de azucar impalpable
  • 300 gr de fresas
  • 8 mitades de duraznos en almibar
  • 2 docenas de vainillas
  • 1 taza de agua a temperatura ambiente
  • Esencia de vainilla en cantidad necesaria

Preparación

Elegir un molde para presentar el postre, de más o menos 20 centímetros de diámetro. Humedecer todo el molde con agua.

Disolver el contenido de la caja de gelatina de frutillas en 250 centímetros cúbicos de agua hervida mientras revolvemos y luego otra taza de agua fría, siempre mezclando.

Lavar las frutillas y cortar la mitad de los duraznos en almíbar en fetas, las otras 4 mitades picarlas con cuchillo y tenedor.

Volcar en el molde gelatina de frutillas hasta cubrir un centímetro de altura y llevar a la heladera hasta que esté firme.

Colocar sobre la gelatina ya firme frutillas cortadas al medio. Luego verter un poco más de gelatina y nuevamente repetir la operación de la heladera. Luego hacer lo mismo con duraznos en fetas y otra vez colocar gelatina por encima y llevar a la heladera.

Colocar la gelatina sin sabor en un tazón con media taza de agua y diluirla en baño María. Dejar calentar mientras revolvemos pero no dejar que hierva. Reservar.

Colocar en un bol la crema, el azúcar y la esencia de vainilla y batir hasta que espese.

Agregar la gelatina disuelta en la crema realizando movimientos envolventes. Incorporar la gelatina restante y mover hasta que ligue.

Cubrir el postre con una capa de la crema recientemente hecha y llevar nuevamente a la heladera para que tome cuerpo.

Cuando esté suficientemente solidificado por el frío de la heladera desmoldar previamente pasando por el molde por agua caliente.

 

Decorar con fresas o las fetas de frutas que nos agrade

¡Bienvenida esta delicia de gelatina y durazno y fresas a la mesa!

Tags: , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.