Conitos bañados en chocolate blanco

chocolate blanco

Los conitos bañados en chocolate blanco son una opción simple y exquisita para agasajar a los invitados en cualquier festividad.

También pueden funcionar como un capricho cotidiano, dispuestos en  la heladera  a la espera de algún antojadizo que quiera hacer uso de sus cualidades para aplacar el antojo de algo dulce.

 

Receta para hacer conitos bañados en chocolate blanco

Ingredientes

Para la masa

  • 125grs. de manteca
  • 125 grs. de azúcar impalpable
  • 1 huevo
  • 220grs. de harina 0000
  • 25grs. de cacao amargo

Para el relleno

  • 600grs. de dulce de leche repostero

 

Para la cobertura

  • 600grs. de baño de repostería blanco

 

Preparación

Para hacer la masa, colocar la manteca blanda con el azúcar en un bol. Batir y agregar el huevo hasta integrar.

Por otro lado, mezclar  la harina junto con el cacao, para luego tamizarlos e  integrarlos al  batido anterior.

Unir hasta formar una masa y llevarla al frío por media hora, mientras precalentamos el horno a  180º.

Pasados los 30 minutos, retirar la masa de la heladera y estirarla a 3mm. de espesor, para luego cortar discos de 4cm. de diámetro.

Llevar al horno de 7 a 10 minutos, o hasta que las tapitas se despeguen de la asadera, una vez que hayan formado piso.

Para armar los conitos, hay que llenar una manga con dulce de leche y, mientras apretamos bien, vamos a ir levantando la manga hasta llegar a la altura deseada. Dejar de apretar, y con la ayuda de la otra mano sostener la galletita y tirar para arriba para formar la punta con el dulce.

Una vez que tengamos todos los conitos armados, llevarlos al freezer para que tomen consistencia, previo al baño de chocolate.

El dulce de leche, sin excepción, va  a tener que ser repostero. De lo contrario, no adquirirá la forma deseada.

El próximo paso será derretir el baño de repostería en el microondas  o en un baño María.

Una vez listo, vamos a hundir en él cada conito con el dulce para abajo y luego con un tenedor vamos a ir dándolos vuelta y quitándoles el excedente de chocolate.

 

 

Los conitos bañados en chocolate blanco tienen que ir a la heladera sobre una rejilla para que terminen de escurrir.

Cuando solidifique el chocolate, ya estarán listos para deleitar a cualquiera.

Tags: , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.