Cheescake de chocolate blanco con frambuesa

Cheescake de chocolate blanco con frambuesa

¡Esta cheescake de chocolate blanco con frambuesa es una locura! Todo el sabor potente del chocolate y el dulzor agrio de las frambuesas. Una combinación increíble en un postre que rinde 10 a 12 porciones y no lleva horno.

Receta para realizar la Cheescake de chocolate blanco con frambuesa   

Ingredientes para la base del cheescake

  • 150 gramos de harina común
  • 50 gramos de azúcar negra compacta
  • 120 gramos de manteca picada
  • 60 gramos de nueces asadas y picadas

Ingredientes para el relleno

  • 1 kilo de queso crema blando
  • 300 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 4 huevos grandes
  • 150 gramos de frambuesas frescas o de frasco

Ingredientes para la cubierta

  • 250 gramos de chocolate cobertura blanco

Preparación

Pre calentar el horno a 180 grados centígrados a 180 grados centígrados.

Untar con manteca un molde desmontable para horno de 23 centímetros de diámetro.

Colocar la harina, el azúcar y la manteca pomada en una procesadora y activar sobre los ingredientes hasta que parezca trozos separados de migas. Agregar las nueces y continuar procesando hasta que quede una masa compacta.

Forrar con la masa el contorno y fondo del molde.

Llevar al horno 20 minutos y cuando esté dorado retirar y dejar enfriando a temperatura ambiente.

Al retirar bajar la temperatura del horno a 150 grados centígrados.

Color en un recipiente el queso crema a temperatura media y batir con la batidora hasta que quede suave. Agregar el azúcar y la esenciad e vainilla, continuar batiendo. agregar los huevos de a uno a la vez sin dejar de batir.

Colocar sobre la base que se encuentra en el molde las frambuesas esparcidas. Volcar el relleno sobre las frambuesas.

Llevar al horno durante 20 a 30 minutos, dependiendo del horno, hasta que quede dorado y firme.

Retirar del horno, enfriar a temperatura ambiente y luego llevar a la heladera durante 6 horas aproximadamente.

Para la decoración derretir el chocolate blanco a baño de María, a fuego lento o en microondas a potencia media/mínima.

Retirar el cheescake de la heladera y volcar el chocolate blanco derretido sobre el pastel. Cuando solidifique llevar nuevamente a la heladera y conservar allí hasta el momento de servir.

 

Ahora ya sabes hacer este irresistible pastel, llamale cheesecake, cheescake o chess cacke… al final resulta delicioso igualmente.

Tags: , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.