Cheescake austríaco

Cheescake austríaco

El cheescake austríaco es una combinación de la típica torta de queso con el sabor intenso del chocolate negro y del cacao amargo. Un postre simplemente irresistible con una textura perfecta.

Receta para realizar las Cheescake austríaco

Ingredientes para la base

  • 250 gramos de galletitas de almendras y/o granola
  • 120 gramos (media taza) de manteca derretida

Ingredientes para el relleno

  • 250 gramos de chocolate cobertura
  • 500 gramos de queso fundido tipo Philadelfia
  • 500 gramos de queso crema blanco
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 75 gramos de azúcar negra
  • 1 cuchara de fécula de maíz
  • 3 huevos grandes
  • 1 cucharada de cacao amargo

Ingredientes para la decoración

  • Chocolate para taza rallado, a gusto
  • Cacao amargo, en cantidad necesaria

Rinde 8 a 12 porciones

 

Preparación

Comenzaremos realizando la base

Encender el horno y pre calentarlo a 170 grados centígrados.

Untar con manteca el fondo de un molde desmontable de 23 centímetros de diámetro.

Colocar las galletitas en el vaso de la procesadora y molerlas. Verter las galletitas ya trituradas en un bol con la manteca pomada y mezclar todo bien hasta que se convierta en una pasta pareja. Forrar con la preparación el molde.

Ahora realizaremos el relleno

Colocar en una ollita el chocolate cobertura y derretir a baño María. Cuando esté fundido reservar.

Mientras tanto colocar en recipiente aparte el queso tipo Philadelfia, el queso crema, la esencia de vainilla y el azúcar negra, si es con batidora eléctrica mucho mejor ya que necesita intensidad en los movimientos. Cuando esté todo bien ligado añadir el chocolate derretido y la fécula de maíz. Integrar bien realizando movimientos envolventes. Luego agregar los huevos de a uno a la vez batiendo ya con moderación.  Dividir la mezcla en dos y en una de las mitades incorporar el cacao amargo en polvo.

Tomar el molde a donde se encuentra la base del cheescake y verter las dos mitades de relleno alternando de a una a la vez.

Llevar al horno ya pre calentado y a los 15 minutos baje la temperatura a 130 grados centígrados. Dejar cocinando 45 minutos más. Apagar el horno y dejar en el interior con la puerta semi abierta hasta que tome temperatura ambiente.

Retirar y retirar las paredes del molde con la ayuda de una espátula. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Decorar con chocolate rallado y cacao en polvo.

 

Tags: , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.