Brownies de coco

Brownies de coco

Los brownies de coco estarán listos en unos simples pasos. Se recomienda hacerlos y consumirlos al otro día para que se acentúe su sabor, pero si no se puede evitar caer en la tentación, también estará permitido consumirlos apenitas salgan del horno.

Una Variación del típico brownie.

Receta para hacer brownies de coco

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 150grs. de azúcar
  • 100grs. de manteca fundida
  • 70grs. de coco rallado
  • 50grs. de harina
  • 1 cucharadita de levadura
  • Azúcar para espolvorear

 

Preparación

Precalentar el horno a 180º.

Mientras tanto, fundir la manteca  en el microondas o a  baño María.

En un bol batir los huevos, y añadirles la manteca derretida y el coco rallado.

Seguir mezclando e incorporar la harina y la levadura.

Homogeneizar la mezcla con una espátula.

Volcar  la preparación en un molde rectangular o cuadrado previamente enmantecado o forrado con papel manteca, hasta una altura de tres a cuatro centímetros.

Espolvorear con azúcar para lograr una capa crocante como cobertura.

Llevar al horno durante 20, o 25 minutos aproximadamente.

Una vez fuera del horno, deja reposar unos 5 minutos en el molde y pasado este tiempo, llevar la preparación a una rejilla para que enfríe por completo.

Cortar en cuadrados del tamaño deseado, y listo.

 

Los brownies de coco son ideales en la merienda, y vienen también muy bien para el desayuno.

Se pueden dejar así, o evitar ponerles azúcar y espolvorearlos con la versión impalpable una vez salidos del horno. O si se prefiere, echarles coco rallado a modo decorativo.

Para los más golosos, untarlos con dulce de leche va a ser lo más apropiado.

Además quedan muy bien como opción en las mesas dulces de los cumpleaños. Como  una alternativa muy original, una opción distinta del clásico brownie de chocolate.

El sabor que le aporta el coco es muy intenso, y lo caracteriza también el color.

Resultarán muy atractivos a la vista y al paladar.

Los ingredientes son muy fáciles de conseguir, y no se necesita ni mucho tiempo ni utensilios raros.

Cualquier celebración o un simple antojo serán válidos para poner manos a la obra en una receta que nos demandará sólo un ratito del día.

Tags: , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.